bancos y cajas, Guias, hipotecas

Guía – Certificados del Préstamo Hipotecario

admin - 31 Diciembre 2009

Conocer los certificados que acompañan la concesión de una hipoteca es muy útil porque pueden necesitarse en cualquier momento.

Un certificado es un documento legal en el que se da constancia de diversas situaciones, conocer los certificados que se deben otorgar o reclamar al momento de contratar una hipoteca resulta muy conveniente pues muchos de ellos son necesarios en otras áreas de mercado.

Uno de los certificados más importantes es el Certificado General, en el cual se da fe de que una persona tiene contratada una hipoteca con el Banco que otorga el documento, ahí se establece el importe de la deuda, los datos de la garantía, y la finalidad del préstamo. Este certificado suele necesitarse para comprobar la tenencia de una hipoteca ante entidades públicas, para recibir una subvención pública, procedimientos judiciales, etc. Aunque puede suplirse por una copia del préstamo hipotecario, en muchas ocasiones esto no es suficiente.

El Certificado Fiscal puede solicitarse a la Entidad Crediticia, reutilizan generalmente para hacer la declaración de la Renta ante Hacienda, o bien para justificar otro tipo de impuestos; las entidades de crédito suelen cobrar por la emisión de este documento.

Existen dos tipos de certificados que tienen que ver con los pagos, uno de ellos es el Certificado de estar al corriente de pago, este no es muy común porque puede sustituirse por la constancia de los movimientos de la cuenta corriente; el Certificado de saldo deudor a la fecha o Certificado de Cancelación, es el documento que recoge el monto que se adeuda, monto que incluye intereses y comisiones, este suele ser utilizado cuando se mueve la hipoteca de un banco a otro o cuando se vende la propiedad hipotecada.

Otro de los certificados que tiene una importancia tan relevante como la del Certificado General, es el de Deuda Cancelada, que se otorga únicamente cuando la deuda ha sigo amortizada en su totalidad; las variantes de este documento son dos, que puede ser un documento privado o público, es decir un certificado o una escritura respectivamente; cuando el cliente opta por un certificado, este no tiene ningún costo.

Acerca de los costos de cada certificado, estos suelen variar y dependen enteramente de las comisiones que decida cobrar el Banco, pues es libre de imponer el costo que desee, siempre y cuando sean aprobados por el Banco de España.

Deja un comentario